Nutrition Spain Casaseca de las Chanas, Zamora, Friday, June 05 of 2009, 17:01

Un proyecto de investigación zamorano trata de obtener mejores reproductores de tenca

La empresa Tencas de Casaseca y el Itacyl analizan el ADN en los espermatozoides de este pez para seleccionar a los más aptos

Isaac Barrientos/DICYT La empresa zamorana Tencas de Casaseca y el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (Itacyl) están llevando a cabo un proyecto de investigación con el objetivo de conseguir que los alevines de tenca que se producen en la piscifactoría sean los mejores, es decir, que estén cada vez más adaptados a las condiciones de producción, que sean más resistentes a cualquier tipo de patología y que sean los que más rápidamente crezcan.

 

Para lograrlo la clave está en la selección de los reproductores de esos alevines. En un estudio previo ya analizaron a las hembras, por lo que este proyecto se centra en el análisis de los machos, ver qué tienen de bueno y por qué se diferencian del resto aquellos que sean mejores como reproductores. El gerente de la empresa, Raúl de Saja González explica que “la viabilidad del semen de los machos es muy importante, para evitar que fallen en la inseminación”.

 

El proyecto, Estudio de la fragmentación del ADN en espermatozoides de tenca como nuevo parámetro de control de la calidad seminal, es “muy completo porque analiza todo lo que se puede estudiar en cuanto a calidad de semen”, según explica Alberto Vicente Cuadrado, uno de los investigadores que trabajan en esta piscifactoría situada entre las localidades de Casaseca de las Chanas y Jambrina.

 

El investigador señala que “hay varias técnicas para estudiar la fragmentación del ADN, aunque todas son caras y requieren una tecnología muy avanzada y aparatos muy costosos”. La que utiliza este proyecto se basa en la segunda fragmentación, que ya ha funcionado en otros animales como toros o cerdos. El Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León se encarga de la fragmentación del ADN, porque tiene los equipos necesarios para hacerlo y ya ha trabajado anteriormente en el análisis del semen de otras especies. Por su parte, Tencas de Casaseca estudia cómo funcionan los alevines producto de la inseminación.

 

“De cada uno de los machos seleccionados para el estudio se medirá la cantidad de semen que se le puede extraer y, del semen extraído, la movilidad, la viscosidad, si es más líquido o más espeso, el color, si es más claro o más blanco y su viabilidad”. Dentro de este estudio los machos criados en la piscifactoría se van a comparar con otros que la empresa ha comprado procedentes de la República Checa. También van a realizar una comparativa de la calidad del semen en función del tamaño de los peces y de la edad. La capacidad de fertilización de ese esperma también tendrá importancia, para lo que varios machos compartirán el acuario con alevines para comprobar si alguno transfiere una mutación letal o mutaciones que provoquen que haya enfermedades en los alevines.

 

A lo largo del verano habrá tres extracciones de semen para su estudio, porque los machos producen semen cada tres semanas o un mes. Aunque aún es pronto para aventurar resultados, “porque solo hemos hecho un ensayo general y aún es pronto para las conclusiones, tendremos una valoración parcial después del verano”, subraya Alberto Vicente Cuadrado.

 

Apuesta por la I+D+i

 

Este proyecto comenzó en julio de 2008, pero no ha sido el primero de investigación vinculado a esta empresa, que decidió lanzar un departamento de I+D+i en el 2002, dos años después de su creación y después de dos temporadas nefastas en la producción. A partir del primer estudio los resultados mejoraron. Con el primer proyecto consiguieron ser autosuficientes en la producción de alevines de tenca y ahora, antes del verano, presentarán su próximo proyecto para que la producción de tenca se mantenga todo el año.

 

La tenca es un pez que tiene actividad reproductiva cuando el agua está caliente e hiberna cuando está fría, por lo que hay cinco meses en los que se reproducen y crecen y siete en los que la piscifactoría no puede producir. Tencas de Casaseca se plantea que su próximo proyecto sirva para controlar los fotoperiodos de los reproductores, de manera que unos estén activos entre mayo y junio y otros entre octubre y noviembre, aunque es un proyecto que aún se está diseñando.

 

Cuadruplicar la producción 
 
Para el año 2010 el reto de Tencas de Casaseca es la construcción de una nave en la que desarrollar un proyecto de investigación que permita multiplicar por cuatro la producción actual de la empresa hasta llegar a las 100 toneladas de alevines al año. La construcción de las instalaciones requieren una inversión de 1’8 millones de euros, por lo que buscará una subvención del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino para complementarla con la financiación bancaria y los recursos propios y tener el proyecto en marcha a principios del verano de 2010, para que coincida con la reproducción de la tenca. Raúl de Saja González destaca que el salto tecnológico “será tremendo porque vamos a producir cuatro veces más en una sola nave que en 35 hectáreas de piscinas, con una necesidad de agua 400 veces menor y reduciendo de 26 a 16 meses el tiempo necesario para conseguir una tenca comercial de 125 gramos”.