Health Spain Salamanca, Salamanca, Tuesday, February 05 of 2008, 17:22

Una empresa ensaya en Salamanca nuevos usos para fármacos ya aprobados en humanos

Orphamed trabaja con científicos del Centro de Investigación del Cáncer

JPA/DICYT La empresa Orphamed está realizando ensayos en colaboración con científicos del Centro de Investigación del Cáncer (CIC) de Salamanca para encontrar nuevos usos para fármacos que han superado la fase I clínica, es decir, que han sido aprobados para su uso en humanos. La idea es aprovechar compuestos que ya han pasado un largo periodo de pruebas preclínicas para aplicarlos en otras patologías, de forma que se acorte el tiempo de desarrollo, en este caso, para enfermedades hematológicas raras.

 

"Más del 50% de los tratamientos aprobados se han desarrollado a partir de compuestos que ya existían", afirma el presidente y director científico de Orphamed, Juan Antonio Ballesteros, en declaraciones a DICYT. Por lo tanto, la idea de este proyecto empresarial es apostar por un modelo de investigación importado de Estados Unidos "especialmente adaptable al mercado español" por el mejor acceso a muestras de pacientes para investigación. De hecho, Orphamed trabaja desde hace seis años en la localidad californiana de San Diego y hace pocos meses que sus responsables han dado el salto a España.

 

"Elegimos Salamanca porque es un referente internacional en la técnica que nosotros usamos, la citometría de flujo, especialmente el científico Alberto Orfao, del Centro del Cáncer", explica el presidente de Orphamed, aunque la colaboración con la empresa se articula a través de los investigadores Daniel Primo Ramos y Miguel Angulo Fernández, que trabajan en exclusiva para este proyecto.

 

Novedad biotecnológica

 

La citometría de flujo es un tipo de análisis celular que se basa en medir características como la luz y la fluorescencia de las células al hacerlas pasar por un rayo de luz cuando se encuentran en suspensión en un fluido. Sin embargo, la compañía llega con mejoras tecnológicas procedentes de Estados Unidos que podrán ser aprovechadas por los científicos salmantinos. La principal aportación es una plataforma tecnológica que introduce mejoras en la citometría de flujo, técnica que se aplica desde hace dos décadas en el análisis de muestras de cánceres hematológicos como las leucemias. Las innovaciones tecnológicas permiten "analizar ex vivo, es decir, en una muestra biológica como la sangre, recién extraída, el efecto de miles de fármacos".

 

En definitiva, el trabajo de Orphamed se centra en la búsqueda de nuevas indicaciones para fármacos ya existentes, lo que en inglés se denomina reprofiling, aplicado a enfermedades raras. El método consiste en tomar muestras biológicas, de sangre o médula ósea, de un número de pacientes representativo y analizarlas mediante la plataforma tecnológica que permite mantenerlas en estado fresco 48 horas. Este proceso ex vivo es lo más cercano el proceso in vivo, dentro del cuerpo humano y por eso puede ofrecer resultados más fiables que otras técnicas. Por el momento, la empresa se centrará en enfermedades hematológicas y ya tiene previsto analizar el efecto de unos 2.000 fármacos y combinaciones de fármacos.

 

Además de estar presente en Salamanca a través de los científicos del Centro del Cáncer, aunque realizan su labor en un laboratorio de la Facultad de Medicina de la Universidad de Salamanca, Orphamed trabaja también con investigadores de un hospital de Málaga y en breve piensa fijar su sede central en Valladolid con el objetivo de expandirse. De hecho, hace pocos días formó parte de una misión empresarial a la India liderada por la Junta de Castilla y León y la Fundación ADEuropa con el objetivo de localizar posibles socios en el país asiático.