Health Spain , Salamanca, Tuesday, October 16 of 2012, 16:05

Carmen Vela apuesta por invertir en personal en la inauguración del IBFG

El Instituto de Biología Funcional y Genómica estrena sede con un homenaje a su fundador, Julio Rodríguez Villanueva

JPA/DICYT La Universidad de Salamanca y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han inaugurado hoy la nueva sede del Instituto de Biología Funcional y Genómica (IBFG) en un acto que ha contado con la presencia de la secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación, Carmen Vela, quien ha reconocido la escasez de fondos destinados a la Ciencia debido a la crisis económica. Sin embargo, ante estas dificultades, ha apostado por darle prioridad a la inversión en personal frente a las infraestructuras u otros gastos.

 

La secretaria de Estado ha presenciado las protestas de becarios y funcionarios por los recortes en investigación y ha asegurado comprender la situación. "Los organismos públicos de investigación acarrean un 30 por ciento de reducción del presupuesto desde el año 2009 y esto tiene que tener un impacto. Lo que podemos hacer es minimizarlo intentando ser más eficaces", ha señalado en declaraciones a los medios de comunicación recogidas por DiCYT.

 

Aunque la nueva sede del IBFG es "un edificio perfecto, bien dimensionado para su actividad", ha asegurado que a veces no es necesario invertir mucho en infraestructuras o en procesos administrativos. "Hay que dedicar más recursos para los proyectos y para las personas, que es lo más importante", agregó, "hay poco dinero, pero el poco dinero que haya irá para las personas".


La investigación "no corre serio peligro" en su opinión, pero "la situación es muy difícil", determinada por la economía. "Estamos en una situación complicada, se han reducido los presupuestos, pero estamos trabajando para que se incrementen. A lo mejor la Ciencia no es la solución a la crisis, pero con toda seguridad la solución a la crisis pasará por la Ciencia", opina.

 

Carmen Vela se ha mostrado preocupada por la fuga de cerebros, porque los investigadores son "generadores de riqueza en Ciencia" que pueden acudir a fondos europeos y atraer más inversión, por eso apuesta por su permanencia. "A mí no me preocupa que un investigador se vaya a aprender cosas fuera o que incluso prolongue su estancia si ahora no es buen momento, lo que me preocupa es no poder recuperarlo".

 

 

Dentro del acto oficial de inauguración, el presidente del CSIC, Emilio Lora-Tamayo, afirmó que el IBFG "mantendrá lo mejor de su tradición y se adaptará a los nuevos tiempos", en una analogía con lo que sucede en Biología con la evolución de las especies, que conservan su esencia a la vez que van renovando su material genético para adaptarse.

 

Valor añadido

 

Por su parte, el rector de la Universidad de Salamanca, Daniel Hernández Ruipérez, destacó que el IBFG cuenta con investigadores reconocidos internacionalmente y aseguró que el nuevo centro es "motivo para la esperanza y un aliciente para no frenar la investigación". En este sentido, considera que la I+D+i es necesaria para crear "nuevos modelos que generen valor añadido" y, por lo tanto, para salir de la crisis.

 

Ángel Durán todavía director del IBFG a la espera de que el investigador Sergio Moreno recoja el testigo, quiso compartir tres sentimientos: la alegría por tener al fin una sede propia, el agradecimiento a todos los miembros del instituto y a quienes lo han hecho posible y, finalmente, la responsabilidad de mantener el centro económicamente y potenciarlo en lo científico. Para lograr estos objetivos aseguró que la excelencia científica es el único camino. Además, apuntó que "la maquinaria investigadora no se puede parar, hay que seguir sembrando y darle oportunidades al banquillo".

 

Emotivo homenaje

 

Finalmente, la intervención más emotiva fue la de Julio Rodríguez Villanueva, catedrático de Microbiología, exrector de la Universidad de Salamanca y fundador del instituto, llamado anteriormente Instituto de Microbiología Bioquímica. Rodríguez Villanueva realizó un breve repaso por la historia del centro, recordando que de él, "a costa de grandes esfuerzos", han salido 30 catedráticos, casi 200 tesis y más de 500 publicaciones científicas. El fundador se llevó una prolongada ovación por parte de los asistentes. En el acto se descubrieron dos placas conmemorativas, una de la inauguración del centro y otra en homenaje a Julio Rodríguez Villanueva.

 

Aunque la inauguración del IBFG ha tenido lugar hoy, los científicos trabajan en este edificio desde marzo. El instituto, fundado en la década de 1970 por Julio Rodríguez Villanueva, se llamó hasta fechas muy recientes Instituto de Microbiología Bioquímica y fue uno de los pioneros como centro mixto entre una universidad y el CSIC.

 

Líneas de investigación 
 
En la actualidad, La actividad científica del IBFG se desarrolla de acuerdo a tres unidades principales de investigación:


Morfogénesis y polaridad celular. Se profundiza en la morfología de las células eucariotas. Los modelos de estudio en hongos y levaduras son útiles para conocer cómo la célula define, coordina e integra la división celular y el crecimiento polarizado para obtener una morfología determinada. Además, los estudios de la pared celular en hongos que realiza esta unidad son esenciales para la búsqueda de antifúngicos eficaces e inocuos para el hospedador.


Dinámica del genoma y epigenética. Desde esta unidad se abordan los procesos de regulación, mantenimiento, organización y estructura del DNA y sus orígenes de replicación en la célula. Investigar cómo una célula consigue mantener su estabilidad genómica durante su ciclo de división, su repuesta ante un posible daño a su DNA y cómo se establece el control de los procesos de recombinación del DNA durante la reproducción celular.

 

Regulación génica y diferenciación celular. Los grupos de investigación de esta unidad descifran los mecanismos de coordinación entre el crecimiento, división y diferenciación celular y profundizan en los mecanismos moleculares relacionados con la salida o activación de un ciclo celular o su diferenciación o muerte. Para ello atienden a los posibles condicionantes fisiológicos o patológicos, así como a la regulación de la expresión génica y el análisis funcional de genes determinados en la célula.