Health Spain , León, Wednesday, January 18 of 2006, 20:53

Un catedrático de la Universidad de León asegura que los nuevos casos de gripe aviar de Turquía "eran de esperar"

Elías Rodríguez Ferri resaltala importancia del control de las aves migratorias a su paso por España

MJF/DICYT El catedrático de Sanidad Animal la Universidad de León Elías Fernando Rodríguez Ferri asegura que los nuevos casos de gripe aviar en humanos detectados recientemente en Turquía "eran de esperar", al igual que en zonas donde la enfermedad aparezca en animales sea previsible que surjan casos en humanos. El catedrático analiza la situación actual de la propagación del virus de la gripe aviar en una conferencia que imparte esta tarde organizada por la Asociación de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios Doña Berenguela de León.

 

Teniendo en cuenta esta correlación entre casos en animales y en personas, Rodríguez Ferri ha declarado a DICYT que "a mí no me han sorprendido los nuevos casos, ni me extrañaría que surgieran más". Sobre todo, añade, en lugares en los que se ve que existe una convivencia directa con las aves, que son tratadas casi como animales de compañía.

 

Por ello, el catedrático afirma que la situación actual de la propagación enfermedad no debe ser de alarma sino de alerta, ya que, según resalta, la enfermedad sigue limitándose al mundo animal y todavía no se ha dado ningún caso de transmisión interhumana, ni por tanto se ha producido la mutación del virus.

 

En cuanto a la probabilidad de que se produzca esta mutación, Rodríguez Ferri indica que no estará relacionada con contagios puntuales como hasta ahora, sino que se basa en el control de la difusión de la enfermedad en animales. En este sentido precisa que "cuanto más se difunda, más probabilidades hay de que se produzca la mutación del virus".

 

A este respecto, el catedrático leonés considera que el mayor riesgo se dará cuando las aves migratorias vuelvan a sus puntos de origen desde África al Norte de Europa atravesando España. Por ello subraya la importancia de los controles que ya se realizan en los humedales del país y de mantener la vigilancia sistemática de aves no controladas como las empleadas en el comercio clandestino.

 

Del mismo modo, el catedrático destaca la importancia de acortar el tiempo empleado en el diagnóstico y certificación de los casos y de realizar los sacrificios oportunos en cuanto sean confirmados. En este sentido, Rodríguez Ferri hace referencia a una reunión que durante estos días se está celebrando en Pekín para facilitar las ayudas oportunas a los países pobres que ven quebrantada su economía doméstica como consecuencia de esos sacrificios masivos de aves.