Health Spain Salamanca, Salamanca, Thursday, July 26 of 2007, 18:23

Un profesor de la Universidad de San Francisco explica en el Centro del Cáncer métodos matemáticos para analizar alteraciones en los cromosomas

El experto trabaja en el diseño de programas informáticos que ayudan a interpretar los datos que se obtienen en los análisis de ADN

JPA/DICYT Javier Arsuaga, profesor de la San Francisco State University ha visitado hoy el Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca para explicar métodos cuantitativos para el análisis de las alteraciones que presentan los cromosomas de una célula que ha estado expuesta a una radiación. El matemático zaragozano trabaja en el diseño de programas informáticos que ayudan a calibrar la enorme cantidad de datos que se obtiene de los análisis de ADN.

 

"Los datos de la Biología en la actualidad son cada vez más complejos y cada vez más numerosos, así que las Matemáticas permiten ordenarlos y ayudan a buscar patrones dentro de ellos. En definitiva, nos ayudan a descifrar cuáles son los datos relevantes", ha explicado el científico a DICYT. En ese sentido, Arsuaga estudia cómo se organiza el ADN dentro del núcleo celular y el material que lo forma, es decir, los cromosomas.

 

Más concretamente, una de sus líneas de investigación tiene que ver con las aberraciones cromosómicas que ocurren después de una radiación. "Cuando una célula se expone a una radiación, los cromosomas se rompen y se recombinan, es decir, distintas partes de unos se unen a partes diferentes de otros. Ante este hecho, la clave es poder extraer información biológica de lo que realmente está ocurriendo en el núcleo celular. Para ello, se utilizan técnicas de simulación y técnicas matemáticas. Los datos te están diciendo algo, pero no sabes qué es hasta que las Matemáticas te ayudan a encontrar información relevante", comenta.

 

Aplicaciones prácticas

 

Aunque su campo de estudio tiene múltiples aplicaciones, un caso concreto que pone como ejemplo es la hipótesis de un accidente nuclear en el que la población se exponga a una radiación. "En ese caso, tomaríamos muestras de sangre para ver las aberraciones cromosómicas que se hayan producido. Basados en estas muestras, podemos inferir por métodos matemáticos a cuánta radiación ha estado expuesta una persona y el tipo de tratamiento que sería recomendable", añade.

 

Arsuaga nació en Zaragoza, donde estudió Matemáticas, enfocando su interés desde siempre hacia el mundo de la Biología. Tras doctorarse en Florida, ha pasado por diversos centros de California relacionados con el estudio del cáncer. En su opinión, este campo de relación entre las Matemáticas y la Biología no está muy desarrollado en España, a pesar de la gran importancia que tiene, ya que, por ejemplo, "el genoma humano se ha podido descifrar gracias a un montón de algoritmos matemáticos". En en caso español, "se trabaja mucho en Biología, y en este mismo centro se están generando muchos datos", asegura, en referencia al Centro del Cáncer salmantino, "pero faltan especialistas dedicados a analizarlos".