Ciencia Cuba , Cuba, Jueves, 05 de julio de 2018 a las 07:16

Así afectó el derrame de petróleo de la Deepwater Horizon a la vida marina

Una investigación ha recopilado los datos más completos de la composición marina del golfo de México desde los Estados Unidos hasta México y Cuba

DICYT - La Universidad del Sur de Florida (Estados Unidos) continúa analizando la magnitud del daño causado por el derrame de petróleo de la Deepwater Horizon, la plataforma petrolífera del golfo de México que se hundió en 2010 tras una explosión y que originó el vertido más grande de la historia. Los investigadores acaban de publicar los resultados de siete años de trabajo, en los que se han recopilado los datos más completos disponibles sobre la vida marina en el golfo de México.
 

Este hecho es significativo, ya que la falta de datos de referencia ha limitado la capacidad de los investigadores para comprender completamente el impacto de este derrame de petróleo. Así, el análisis publicado en la revista ‘Marine and Coastal Fisheries’, describe la composición marina del golfo desde los Estados Unidos hasta México y Cuba.
 

"Ni los peces ni los derrames de petróleo conocen las fronteras nacionales", apunta el investigador principal Steve Murawski, profesor de la Facultad de Ciencias Marinas de la Universidad del Sur de la Florida. "Recabar datos uniformes para el golfo en su conjunto es fundamental si queremos prepararnos adecuadamente ante futuros derrames de petróleo", añade.
 

En 12 expediciones, los biólogos marinos capturaron sistemáticamente 15.000 peces de 166 especies, en 343 localizaciones. Dividieron el golfo de México en seis zonas para poder diferenciar mejor los cambios en la población, y observaron que los descensos más notables tras el desastre fueron los del pargo rojo y la merluza austral.
 

En general, los peces fueron más abundantes en el norte y el noroeste del golfo, lo que tiene que ver con el aumento de las protecciones pesqueras y el área donde se produce más fitoplancton, la base su alimentación. Asimismo, el tamaño promedio de los peces fue mayor en esta zona en comparación con Florida Occidental, la Península de Yucatán y Cuba, donde hay menor presencia de grandes depredadores.
 

Por otro lado, los ejemplares capturados continúan siendo analizados en busca de residuos de hidrocarburos, otros contaminantes orgánicos y metales pesados. En general, el grado de contaminación por petróleo de los peces del norte del Golfo está disminuyendo, aunque las áreas evaluadas hasta ahora no contienen petróleo. Así, el objetivo de la investigación se centrará en establecer exactamente dónde se encuentra la línea base de contaminación por petróleo.


Además, los datos obtenidos proporcionan una base para evaluar la resiliencia ante la sobrepesca, el cambio climático, la contaminación, la pérdida de hábitat, las especies invasoras y otros factores que influyen negativamente en las poblaciones de peces.