Ciencia Paraguay , Paraguay, Martes, 04 de febrero de 2014 a las 15:15

Cerca de la mitad de la población adulta de Paraguay padece hipertensión

De éstos, solo el 50% se trata. Consumo exagerado de sal, obesidad, tabaquismo, son factores de riesgo para el incremento de presión

MSPBS/DICYT De acuerdo a la última encuesta realizada por la cartera sanitaria sobre factores de riesgo cardiovascular, el 46% de la franja adulta es hipertensa. “Mayormente afecta a la franja comprendida de 40 a 55 años de edad. En este periodo, el porcentaje se concentra en la franja femenina. A los 60 años la cifra de afectados se nivela en ambos sexos”, refirió el titular del Instituto de Prevención Cardiovascular, Dr. José Ortellado.


Recordó que los factores de riesgo que predisponen al desarrollo de la hipertensión constituye: el alto consumo de sal, la obesidad, el tabaquismo y la dislipidemia. El consumo de medicamentos como las gotas nasales y los anticonceptivos orales, favorecen igualmente el incremento de la presión, así como la ingesta de café. La acnea del sueño es también otro factor desencadenante de la hipertensión.


Ortellado explicó que el 90% de las causas se desconoce, y se denomina “hipertensión esencial”, mientras que el 10% restante se conoce como hipertensión secundaria y por lo general se debe a una malformación de la arteria renal, ya sea por hipertiroidismo o por algún problema en la suprarrenal.


Aseguró que el consumo exagerado de sal hace que la hipertensión se agrave, desencadenando picos hipertensivos.


“La mitad de la población adulta en el país conoce que es hipertenso, de éstos, solo el 50% se trata y la mitad de estos recibe tratamiento en niveles óptimos”, mencionó el galeno.


Informó que la presión normal es considerada cuando llega a 120/80. Cuando las cifras alcanzan o superan 140/90 en dos oportunidades, es catalogada como hipertensión.


Afirma que el incremento de presión puede prevenirse con:


• Buena alimentación. Incluir a la ingesta diaria frutas y verduras. Evitar comidas grasientas.
• Consumir poca sal.
• Realizar ejercicios diarios, por lo menos 20 a 30 minutos diarios. Un total de 180 minutos por semana.
• Evitar el tabaquismo
• Mantener un peso adecuado.
• Mantenerse hidratado. Beber suficiente agua, por lo menos de 2.500 ml; esto regula la temperatura corporal y la presión arterial.
• Cumplir con el tratamiento, esto es, consumir el medicamento prescripto por el profesional médico en caso que se padezca el mal.


Como medida preventiva aconseja a la población conocer la cifra de su presión arterial. La medición se realiza gratuitamente en cualquiera de los servicios de Salud Pública.

A tener en cuenta


Esta visto que la hipertensión arterial no es exclusiva de la edad adulta, también existe en la infancia y la adolescencia, situación que puede acarrear numerosos problemas a lo largo de la vida.


Para prevenir y reducir los factores de riesgo asociados a enfermedades crónicas de la edad adulta, como el incremento de presión, la cartera sanitaria incorporó hace un par de años a nivel país, la medición de la presión arterial al examen pediátrico de rutina, tanto para el grupo de niños y adolescentes.


Aducen que la aplicación del diagnóstico precoz y el manejo adecuado de este factor de riesgo cardiovascular, reducirá significativamente la aparición de complicaciones e inclusive evitará la manifestación de la misma.