Ciencia Ecuador , Ecuador, Lunes, 14 de noviembre de 2016 a las 09:32

Desarrollan un sistema que evita los daños causados por las heladas en los cultivos

Ecuador es un país que, gracias a su situación geográfica privilegiada y su clima, cuenta con una alta actividad agrícola

SENESCYT/DICYT Tres jóvenes emprendedores desarrollaron un sistema que evita los daños causados por las heladas en los cultivos, usando tecnología que permite mantener la calidad de los productos agrícolas y maximizar la producción de una forma más eficiente.


El Ecuador es un país que gracias a su situación geográfica privilegiada y su clima, cuenta con una alta actividad agrícola, lo cual es una forma de vida, identidad cultural, y un pacto ancestral con la naturaleza de diversas comunidades, además de ser un gran impulso al desarrollo de la economía del país.


Sin embargo, al momento de enfrentar adversidades son pocas las precauciones y soluciones existentes. Este fue el principal motivo por el cual Carlos Araujo, Marcos Araujo y Manuel Moreta decidieron emprender con su empresa Gecko Automatización Agropecuaria y con el proyecto ‘Anti–Helada’.


Marcos, quien es Ingeniero Agropecuario, planteó la necesidad de crear un sistema de alarma cuando descienda la temperatura en los campos de cultivo y así poder anticiparse a posibles daños y pérdidas de los productos agrícola. Esta idea la transmitió Carlos, quien es Ingeniero Electrónico. A partir de esta alianza, tomó vida el sistema detector de heladas.


Posteriormente contactaron al tercer integrante, Manuel, quien es Ingeniero en Sistemas. “Queremos transformar la agricultura con tecnología”, señaló el emprendedor, quien es experto en manejo de software
“Lo que hacemos por medio de este sistema es alertar las heladas, fenómeno que en la agricultura representa grandes pérdidas económicas para los agricultores, quienes en muchas ocasiones no cuentan con un seguro que proteja sus siembras. Existen muchas necesidades y pocas soluciones para los agricultores, es por esto que nosotros planteamos una solución que les permita evitar las pérdidas”, expresó Carlos.


Este sistema consta de dos partes, un transmisor, que se coloca en medio del cultivo para adquirir las variables climáticas como la temperatura, humedad o el punto de rocío, lo que permite calcular si es que puede caer una helada, para posteriormente enviar la información hacia el módulo que debe estar ubicado en la casa del agricultor. “Generalmente el agricultor vive lejos de los cultivos, por lo que no puede estar presente constantemente, pero una vez que el recibe la información, puede tomar decisiones y actuar”, aseguró Carlos.


“Nosotros buscamos una solución totalmente enfocada al agricultor, que le brinde la información necesaria permanentemente” expresó Carlos Araujo.

 

Actualmente el proyecto cuenta con un prototipo final y se están realizando evaluaciones en algunas comunidades de Chimborazo y Tungurahua. Tienen planificado sacar el producto a la venta a finales de este año.


“Emprender es vivir”


Carlos, Marcos y Manuel tomaron la decisión de emprender demostrando sus capacidades innovadoras y tecnológicas concursando en el programa Banco de Ideas, plataforma virtual que impulsa la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación, del cual fueron los ganadores y contaron con nuevas ideas y formas de perfeccionar su idea de negocio.


“Para mi emprender es vivir. Ser un emprendedor y desarrollar este tipo de proyectos te enseña que las cosas no son simples y que debes superar las adversidades. Vivir cosas y emociones nuevas es lo más bonito del emprendimiento”, manifestó Carlos.


A futuro este grupo de emprendedores tiene pensado desarrollar software que sirva como herramienta de ayuda en la producción de quinua, maíz, café, cacao, banano, entre otros productos de gran importancia a nivel nacional e internacional.