Ciencia España , Salamanca, Jueves, 03 de junio de 2004 a las 14:42

La Universidad de Salamanca pone en marcha una empresa dedicada a la producción de genéricos

El rector cree que es un primer paso hacia la puesta en marcha del futuro parque científico

AVPR/DICYT Esta misma mañana se ha presentado el proyecto, desarrollado de manera conjunta la Universidad de Salamanca y la consultoría de recursos humanos Acite, para la creación de una empresa dedicada a la producción de medicamentos genéricos y productos para el sector veterinario y cosmético. La nueva entidad recibe el nombre de Usala, y ha sido presentada por sus promotores, el rector Enrique Battaner; el gerente de la empresa, Jesús Domingo Regadera, y el catedrático y director del Departamento de Farmacia y Tecnología Farmacéutica, José Martínez Lanao.

Desde el me de febrero uno de los laboratorios de la Facultad de Farmacia alberga la tecnología necesaria para que los investigadores y el personal, que será contratado en breve, se implique en el desarrollo de protocolos de producción de medicamentos genéricos, "una labor que el rector, Enrique Battaner ha destacado por la importancia social que en los últimos tiempos han adquirido estos productos". La fabricación y consumo de genéricos podría ayudar a racionalizar el gasto sanitario, ya que cerca de un 20% del total que cada año se gasta la sanidad pública está destinado a la adquisición de productos farmacéuticos.

Battaner ha resaltado además la implicación de investigadores de la propia universidad en proyectos como el puesto en marcha por el profesor Lanao, así como la labor de la Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación (OTRI), ya este tipo de trabajos hacen que la creación del futuro Parque Científico de la Universidad de Salamanca esté más cerca. "Una de las garantías del trabajo que se va a desarrollar en las futuras empresas del parque es que cerca del 80% del personal empleado en ellas tendrá el título de doctor".

Por su parte el gerente de Usala, Jesús Domingo Regadera, destaca que la nueva empresa ya haya mantenido contactos con sus primeros clientes, aunque también ha destacado que habrá que tener paciencia para advertir los primeros resultados, ya que la puesta a punto de un producto farmacéutico está entre los dos y los cinco años.

Acceso restringido por seguridad

Hasta que cuente con su propia sede Usala, desarrollará la labor para la que ha sido creada en un laboratorio de cerca de 130 metros cuadrados que se dividen en diez dependencias. Entre éstas destaca un laboratorio de preparación y tratamiento de muestras, otro bioanalítico, un área de cámaras climáticas, una zona de producción de agua para laboratorio y dos laboratorios más de galénico. El resto del espacio se lo repartirán varios almacenes, la unidad de garantía de calidad y un archivo.

Muy importante en este tipo de espacios son las medidas de seguridad, debido a que en ellos se almacenan sustancias potencialmente peligrosas dependiendo del uso que se les dé. Por este motivo, se ha instalado un sistema de acceso restringido por tarjeta de proximidad que está controlado desde un ordenador.