Ciencia España , Salamanca, Viernes, 08 de marzo de 2013 a las 20:06

¿Cómo centra el cerebro su atención en un sonido?

Una experta de Estados Unidos explica su trabajo en el Instituto de Neurociencias de Castilla y León (Incyl)

JPA/DICYT Diana Paterson, investigadora del Departamento de Ciencias Biomédicas de la Universidad de Iowa State, en Estados Unidos, ha visitado hoy el Instituto de Neurociencias de Castilla y León (Incyl) de la Universidad de Salamanca para conocer de cerca el trabajo de este centro y dar a conocer el suyo. Ambas partes están interesadas en el procesamiento de los sonidos y una de las claves es entender cómo el cerebro es capaz de discriminar el sonido que le interesa en situaciones de ruido.


“Estamos interesados en saber cómo puede una persona prestar atención a otra que está hablando en un ambiente ruidoso como el que se produce en una cafetería o en la calle”, afirma Diana Paterson en declaraciones a DiCYT.

 

Este problema es mucho más complejo de lo que parece e implica muchas conexiones cerebrales. “Estamos estudiando una parte del cerebro, la amígdala, porque hay conexiones entre ella y los centros auditivos del cerebro, así que realizamos estudios de anatomía y fisiología para ver cómo se comunican todas estas partes y para saber qué papel tienen estas conexiones a la hora de prestar atención”, indica.

 

Los investigadores de la Universidad de Iowa State utilizan modelos animales para llevar a cabo estas investigaciones, aunque están en contacto con otros grupos que trabajan directamente con pacientes. La vida cotidiana ofrece muchos contextos en los que se podría aplicar este conocimiento, muchas situaciones en las que se podría mejorar la comunicación, según la experta, aunque por el momento se trata de una investigación básica sobre nuestro órgano más complejo y desconocido, el cerebro.


Una posible vía de aplicación sería la tecnología que se emplea para mejorar la audición, pero aún es una posibilidad lejana. “Las investigaciones sobre audífonos e implantes cocleares tratan de cómo la información llega del oído al cerebro, mientras que nosotros analizamos el proceso contrario: cómo el cerebro es capaz de controlar de arriba hacia abajo la información que llega”, indica la científica.

 

En cualquier caso, “uno de los problemas de los audífonos es procesar voces en un entorno con mucho ruido y, si logramos saber más acerca de lo que ocurre en el proceso natural, en el futuro se podríamos aplicarlo para mejorar su funcionamiento”, añade.

 

Este equipo de investigación estadounidense mantiene una buena relación con los investigadores del Incyl Manuel Sánchez Malmierca y Enrique Sánchez Poveda desde hace muchos años y quizá en el futuro se pueda realizar alguna colaboración, según Diana Paterson, ya que ellos también están interesados en el funcionamiento del sistema auditivo.