Ciencia Perú , Perú, Viernes, 24 de febrero de 2017 a las 17:29

Revelan las fuentes de alimento del insecto transmisor de la malaria en América Central y del Sur

Esclarecer el comportamiento alimenticio de este insecto es clave para esta región, donde los casos de malaria se han incrementado significativamente durante los últimos cinco años, siendo ‘Anopheles darlingi’ el principal vector

Cristina G. Pedraz/DICYT Investigadores de la Universidad de California San Diego (Estados Unidos), la Universidad Peruana Cayetano Heredia (Perú) y el Wadsworth Center (Estados Unidos) han revelado, a través de análisis de ADN, que humanos y aves galliformes son fuentes principales de alimento del principal vector de la malaria en América Central y del Sur, el insecto ‘Anopheles darlingi’.


Como explica a DiCYT Marta Moreno, autora principal del estudio, publicado en ‘PLOS Neglected Tropical Diseases’, el fin último ha sido profundizar en el comportamiento ‘Anopheles darlingi’, ya que “todavía existen muchos aspectos poco conocidos, como por ejemplo el origen de las fuentes de alimentación de esta especie”.


Esclarecer dicho comportamiento es clave, ya que en esta región, donde los casos de malaria se han incrementado significativamente durante los últimos cinco años, ‘Anopheles darlingi’ es el vector mayoritario de la enfermedad.


Darlingi se había descrito mayoritariamente como antropofílico -organismo adaptado para parasitar o infectar al hombre-, frente a la preferencia por otros animales. Pero el conocimiento acerca de la frecuencia con que los mosquitos muerden al hombre y también a otros animales, así como a cuáles, es vital para disponer de una imagen completa de la malaria en la región.


El estudio, realizado en la Amazonia Peruana durante tres años (2013-2015), se centró en un primer momento en superar las dificultades para calcular el índice de antropofília (proporción de mosquitos que se alimentan del hombre), debido a la complejidad de encontrar especímenes en reposo en el ambiente natural.


“Conseguimos solucionar este problema utilizando, por primera vez en una región Neotropical, una metodología que se basa en pantallas de intercepción de los mosquitos cuando se mueven entre los sitios de alimentación y sitios de reposo o criaderos”, destaca Moreno. De este modo, lograron recolectar miles de mosquitos en tres poblaciones del Amazonas.


Humanos, aves y pequeños mamíferos


Tras realizar los análisis de identificación molecular de sangre procedente del abdomen del mosquito, los investigadores determinaron que el ser humano era la fuente de alimento más común (42’5%), seguido de las aves galliformes, como pollos y pavos (25’1%), y de los perros (1’42%). También detectaron sangre de cerdos, cabras y ratas, aunque en menor proporción.


Por otro lado, observaron que las aves galliformes son una fuente importante de alimento para las hembras de ‘Anopheles Darlingi’, lo que refleja “la flexibilidad alimenticia y el impacto potencial sobre otras enfermedades relacionadas entre estos dos hospedadores”, agrega la experta.


Asimismo, hallaron un patrón similar en las tres poblaciones de ‘Anopheles Darlingi’ en los diferentes años respecto a su comportamiento alimentario: mosquitos alimentados solo en humanos, solo en galliformes o en humanos más galliformes, lo que indica, a juicio de Marta Moreno, “que las poblaciones podrían estar estructuradas en función de su hábito alimenticio”. Finalmente, realizaron pruebas para detectar la presencia de parásitos de la malaria, ‘Plasmodium vivax’, en estos insectos, con un 0’42% de resultados positivos.


Toda esta información podrá tenerse en cuenta tanto en la vigilancia y como en la realización de estudios epidemiológicos sobre la transmisión de la malaria.

 

 

 

Referencia bibliográfica:
Moreno M, Saavedra MP, Bickersmith SA, Prussing C, Michalski A, Tong Rios C, et al. (2017) “Intensive trapping of blood-fed Anopheles darlingi in Amazonian Peru reveals unexpectedly high proportions of avian blood-meals”. PLoS Negl Trop Dis 11(2): e0005337. doi:10.1371/journal.pntd.0005337