Ciencia Costa Rica , Costa Rica, Martes, 26 de septiembre de 2017 a las 08:36

Científicos exploran cavernas de la región Brunca en busca de murciélagos

Una investigación identifica 15 especies de murciélagos y alrededor de unos 4500 individuos

UCR/DICYT La región Brunca, que incluye ecosistemas únicos en el país, como los bosques de tierras bajas en el Parque Nacional Corcovado y de robles en el Parque Internacional La Amistad, es conocida también por poseer los sistemas de cavernas más complejas de Costa Rica.

 

En esta región se encuentra la caverna más larga y la más profunda del país, y sin embargo, continúan siendo sitios poco conocidos y estudiados, lo cual motivó a un grupo de investigadores a adentrarse en sus profundidades con el objetivo de colectar datos de las cavernas y de los murciélagos que las habitan.

 

El equipo está conformado por investigadores del Recinto de Golfito, junto con estudiantes del Doctorado en Ciencias de la Universidad de Costa Rica y el Grupo Espeleológico Anthros (GEA). La Dra. Gloriana Chaverri, profesora del Recinto de Golfito e investigadora principal del proyecto y Stanimira Deleva, estudiante del Doctorado en Ciencias, han liderado la exploración y estudio de las cavernas en la región.

 

Murciélagos y su conservación

 

En las cavernas, habitan murciélagos que pueden formar colonias de miles de individuos, los cuales se encargan de disminuir las poblaciones de insectos que pueden considerarse plaga, o consumen frutos y néctar que beneficia la dispersión de semillas y polen. Además, las colonias de murciélagos son responsables de brindar nutrientes a los ecosistemas de cavernas, promoviendo la presencia de un sinfín de otros organismos.

 

Los científicos reconocen que a pesar de la abundancia, diversidad e importancia de los murciélagos en las cavernas de la región Brunca, no existían datos de las especies que habitan estos ecosistemas, por lo que ellos se dedicaron a hacer un registro bastante detallado de estos mamíferos.

 

La Dra. Chaverri señaló que uno de los objetivos de este proyectos es contribuir a la protección de los murciélagos; “queremos ver la diversidad de estas especies y ver si estas cuevas están sufriendo algún nivel contaminación u otros problemas asociados a la influencia del ser humano que podrían estar afectando a los murciélagos”.

 

La coordinadora del proyecto, explicó que a partir de la investigación podrán determinar cuáles son la cuevas que tienen una alta diversidad de especies, especies que raras o amenazadas con el fin de hacer recomendaciones al Ministerio de Ambiente y Energía (Minae) o al Sistema Nacional de Conservación (Sinac) para lograr una protección para aquellas cuevas que tienen una condición especial o particular.

 

Los científicos han logrado verificar la condición de algunas cuevas que tienen una diversidad muy alta de especies y grandes colonias como la Cueva Corredores en Ciudad Neily y la Cueva Campanario en Península de Osa.


Los científicos han logrado verificar la condición de algunas cuevas que tienen una diversidad muy alta de especies y grandes colonias como la Cueva Corredores en Ciudad Neily y la Cueva Campanario en Península de Osa.

 

Exploración

 

La exploración de las cavernas ha requerido de equipo y entrenamiento especial, y por ello investigadores del Recinto de Golfito, junto con el Grupo Espelológico Anthros, realizaron un taller de espeleología en el 2016 para entrenar a personas en técnicas de exploración e investigación de cuevas. El taller contó con la participación de distintas personas, incluyendo a Wilson Hernández Cabrera y Karen Miranda Gamboa, estudiantes del recinto, que luego se involucraron en la colecta de datos.

 

Hasta la fecha se han visitado 35 cavernas en Alto Laguna, Miramar de Abrojo, Ciudad Neilly, Río Claro, Piedras Blancas y Uvita. Algunas de las cavernas visitadas incluyen la Caverna Corredores, Emus, Gran Galería, Carma, Alma, Laguna Perdida, Los Sueños y muchas otras. Se ha identificado 15 especies de murciélagos, y alrededor de unos 4500 individuos.

 

Entre los principales hallazgos la Dra. Chaverri destacó que lo que más le sorprendió fue encontrar una cueva con una colonia bastante grande de especie muy rara: el murciélago nariz de espada “ha sido la única colonia que hemos encontrado en la zona Sur y de esa cueva podríamos decir que debe hacerse una esfuerzo grande por protegerla porque protege una especie muy rara”.

 

El proyecto continuará por al menos tres años más. En el 2017 se espera concluir la etapa de evaluar la diversidad de especies que se encuentra en las cuevas. En los dos años siguientes se determinará el aporte de nutrientes que realizan las colonias de murciélagos a los ecosistemas que rodean las cavernas.