Un Verano en el Hielo

Glackma 2009, Desde el año 2001 los expedicionarios Carmen Domínguez (USAL) y Adolfo Eraso (UPM), trabajan en un proyecto dedicado a monitorizar la evolución del calentamiento global utilizando los glaciares como sensores naturales.
Un Verano en el Hielo 02/09/2009

Las dachas rusas

Tenemos que esperar. Les “toca mover ficha” a los de la aduna. Aprovechamos el tiempo para terminar de comprar el material que hace falta para la expedición. Menos mal que estamos con Oleg y Sasha que conocen todos los sitios donde es posible encontrar lo que buscamos. Una vez listo y empaquetado todo quedamos sólo a la espera de la liberación de las sondas.

Nos llevan a la dacha –casa de campo- que tiene la madre de Oleg en un pueblecito cercano a Novodvinski. Son casas de madera pequeñas, con una parcelita alrededor también pequeña, pero muy bien aprovechada para la huerta con hortalizas, verduras, fresas, flores… El río pasa cerca de esta zona.Dacha rusa

Característico de las dachas es el servicio que se ubica en el exterior, en un rincón de la huerta. Se trata simplemente de un hoyo en el suelo, cubierto en una especie de caseta también de madera. No tienen agua en las casas, la suelen llevar en cubos de alguna fuente próxima. Lo que sí tienen es un pequeño lavabo sobre el que han instalado un pequeño recipiente –suele ser una olla- con un agujero para poder abrir y cerrar y permitir que un chorrillo de agua les caiga sobre el lavabo.

Es también propio de las dachas, la sauna, que suelen tener en otro rinconcito del terreno que tienen alrededor. La calientan con leña que ellos mismos talan de los bosques de la taiga que los rodean.

Hablo bastante con Luba y me comenta la diferencia de temperaturas que tienen del invierno al verano. Pasan de -40ºC a cerca de los 30ºC en algunos días contados en época estival. En invierno por supuesto, todo cubierto de nieve y hielo y el otoño suele ser una época de bastante lluvia. Por eso en la primavera la gente comienza a preparar la tierra, a sembrar y en el verano a disfrutar de los jardines con sus flores y a recolectar después los frutos y verduras. Además hay que tener en cuenta que en esta zona estamos casi dentro del círculo polar y ello indica que tienen una noche larga en invierno y luz durante casi todo el día en verano. La vida que llevan es por tanto muy diferente de unas estaciones a otras.

Es típico encontrar estas casas antiguas de madera, completamente inclinadas o en parte. Es debido al soporte que tienen debajo, se trata de permafrost, es decir, suelo permanentemente helado. ¿Qué ocurre? La parte más superficial de la tierra comienza a deshelarse un poco en verano, para volver a congelarse después, y así una y otra vez año tras año. Al construir las dachas, que las hacen ellos mismos, la gente no tiene suficiente dinero para hacer unos buenos cimientos y queda el soporte en la parte más alta. Así, cada año, el hielo y deshielo de la tierra va moviendo las casas y produciendo estos asientos diferenciales claramente visibles. Lo mismo pasa en las carreteras, son malísimas, están llenas de baches enormes por esa misma razón. Necesitarían tal mantenimiento que no pueden permitirse ese lujo.

No hay comentarios

Leave a comment

No comments yet.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URL

Leave a comment

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>