Social Sciences Spain Madrid, España, Tuesday, March 28 of 2006, 19:03

Elena Espinosa confirma que los más de 20.000 análisis realizados en aves sobre la gripe aviar han dado negativo

La ministra de Agricultura, Pesca y Alimentación ha informado en el Senado sobre las medidas adoptadas ante el riesgo de que la enfermedad aparezca en España

IR/DICYT Desde el pasado mes de enero y hasta el momento las autoridades sanitarias españolas han analizado 20.223 muestras de aves (6.223 de las cuales perteneces a ejemplares silvestres) ante el riesgo de la aparición de la gripe aviar en nuetro país, y en ningún caso se ha detectado la presencia del virus H5N1 en los animales. Así lo ha confirmado la ministra de Agricultura, Pesca y Alimentación, Elena Espinosa, en la comparencia ante la Comisión de Agricultura del Senado realizada hoy a petición de Convergència i Unió y el Partido Popular.

Espinosa añadió que se ha superado el número de análisis previsto dentro del programa aprobado por la Comisión Europea para España, y ha garantizado que nuestro país está preparado para hacer frente a le enfermedad en caso de que apareciera.

En su alocución, la ministra ha explicado que el Gobierno efectúa un análisis de riesgos a medida que recibe información sobre la evolución epidemiológica de la enfermedad y teniendo en cuenta su eventual entrada en el país, señalando que la migración de las aves procedentes de África continúa siendo un foco de riesgo de propagación, ya que en dicho continente se han declarado 56 focos entre Nigeria, Níger, Camerún, Egipto y los posibles de Ghana y Senegal. Por otro lado, y a pesar de que el periodo migratorio está a punto de finalizar (lo hace a finales de abril), la situación europea puede considerarse otro factor de riesgo.

Medidas preventivas

En España, las medidas preventivas frente a la enfermedad se han estructurado tratando de dar una respuesta rápida que aísle y erradique la enfermedad, para lo cual se han comprado 175.000 equipos de pruebas de diagnóstico rápido distribuidas entre las comunidades autónomas, además de 5.000 unidades de material básico para la toma de muestras.

Por otro lado, y como complemento a estas adquisiciones, se ha organizado una red de control de las condiciones de bioseguridad en las explotaciones avícolas ubicadas en zonas de riesgo mediante la contratación de 14 veterinarios, que dispondrán de dos sistemas móviles para sacrificio de aves capaces de ocuparse de hasta 6.000 animales por hora. También se han adquirido equipos de protección personal necesarios para las tareas de limpieza y desinfección en caso de que aparezca la enfermedad.