Science Spain Internacional, Thursday, March 16 of 2006, 13:27

El director de Investigación en Salud de la Comisión Europea asegura que el riesgo de gripe aviar en humanos "es mínimo"

Octavi Quintana ha asegurado en rueda de prensa que es igualmente "remotísima" la transmisión de la enfermedad de gato a persona

IR/DICYT Octavi Quintana, director de Investigación en Salud de la Comisión Europea, ha comparecido en rueda de prensa en la sede madrileña de la Comisión para insistir en el escaso riesgo actual de que se registren casos de gripe aviar en humanos en nuestro país y el resto de Europa, aunque manifestó que lo más probable es que se acabe conociendo algún caso de ave infectada en España, dado que así ha sucedido en los países de nuestro entorno.

Quintana, médico y especialista en gripe aviar, aseveró que resulta “muy difícil” que se dé en Europa una transmisión del virus a través de los alimentos, ya que el virus es letal para las aves y acaba con todas si entra en un corral y porque, incluso en el caso de que alguna sobreviviera, primero tendría que pasar los controles veterinarios y finalmente llegaría a la mesa cocinada, con lo cual el virus habría muerto (desaparece a más de 70 grados centrígrados).

El experto añadió que la transmisión tampoco puede realizarse a través de los huevos, porque la virulencia de la enfermedad en las aves hace imposible que sobrevivan y lleguen al mercado. En cuanto a la posibilidad de desarrollar la enfermedad por convivir con un gato infectado, Quintana señaló que las investigaciones apuntan que no ha habido contagio por vía alimentario, es decir, por comer ave infectada cruda, y que estos animales pueden contagiar a otros gatos por vía respiratorio. En estos casos, el virus pierde fuerza.

El único riesgo desconocido hasta el momento, según el analista, es que el virus mutara y se produjera una transmisión entre humanos, algo que no se sabe si sucederá ni su posible gravedad. En el hipotético caso de una pandemia, el protocolo europeo establece una primera fase de detección precoz, fundamental para evitar que se extienda el foco, y el tratamiento de los infectados con antivirales.

La enfermedad en cifras

Octavi Quintana ha querido ilustrar sus afirmaciones con las cifras oficiales que ha registrado la gripe aviar hasta la fecha, destacando que ya se han contabilizado decenas de millones de aves infectadas, principalmente en países asiáticos, y que se a pesar de ello tan sólo se tiene constancia de 150 casos en humanos. Además, la mayoría de ellos fueron niños que convivían de forma estrecha y diaria con las aves enfermas y que vivían en un entorno de escasas condiciones sanitarias.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), por su parte, ha confirmado las 21 muertes por gripe aviar en Indonesia, donde un menor de tres años falleció después de haber estado en contacto con aves contagiadas por el virus, tal y como informaron fuentes sanitarias del país.