Ciencia Paraguay , Paraguay, Lunes, 07 de noviembre de 2011 a las 12:13

Expertos apuestan por aplicar las nuevas tecnologías para lograr la eficiencia energética

La tesis se mantuvo durante un seminario internacional sobre energía al que acudieron diversos especialistas del sector

SEAM/DICYT Autoridades de la Secretaría del Ambiente (SEAM), del Viceministerio de Minas y Energía, y del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUMA) y la Agencia de Cooperación Alemana (GIZ), coincidieron en la necesidad de promover la aplicación de nuevas metodologías que conduzcan a la eficiencia energética y así colaborar con el desarrollo sustentable del país y el cuidado del ambiente. Esta tesis la defendieron en el marco de un seminario internacional organizado por la SEAM, el cual contó con la presencia de especialistas del sector energético y refrigeración.

 

Ulises Lovera, director de Control de Calidad de la SEAM, resaltó que la energía es esencial para el desarrollo económico y social y el mejoramiento de la calidad de vida. Sin embargo, según explicó, la mayor parte de esta energía producida y consumida en el planeta se encuentra en formas que no podrían perdurar si no se encuentran otras formas de tecnologías alternativas. “La necesidad de controlar las emisiones atmosféricas de sustancias que agotan la capa de ozono o que contribuyen al cambio climático deberá basarse cada vez más en la eficiencia, producción, transmisión, distribución y consumo de la energía. La eficiencia energética entendida como la capacidad de mantener nuestros estándares de confort pero con el menor consumo posible de energía y con el menor impacto sobre el medio ambiente, se constituye en un desafío y una gran oportunidad para todos”, aseguró.

 

Por su parte, Rocío Galiano, oficial responsable de Programas y Comunicación del PNUD Paraguay, expresó que el último informe mundial de desarrollo humano publicado esta semana por el PNUD se menciona la relación de la energía con el acceso a los servicios de salud y educación. Dicho informe menciona a la energía como aspecto fundamental para el desarrollo humano.

 

Según Galiano, el tema energético incide sobre estos dos aspectos y por lo tanto afecta el nivel de desarrollo humano al que puede acceder un país. “En el informe se da un énfasis especial a la eficiencia energética y cómo los países trabajan este aspecto en el contexto de la reducción de gases de efecto invernadero. Un dato interesante hace referencia a que el abastecimiento mundial de energía alcanzó un punto de inflexión en el 2010 cuando las fuentes renovables dieron cuenta del 25 por ciento de la capacidad energética mundial y aportaron más del 18 por ciento de la electricidad a nivel mundial. Hoy en día el reto señalado es ampliar el acceso a estas fuentes a una escala y a una velocidad tal que mejoren la vida de los más pobres y contribuyan de manera significante a reducir la brecha de inequidad que son una amenaza a la sustentabilidad del desarrollo”, mencionó la representante del PNUD.

 

Colaboración institucional

 

Para la directora de la Cooperación Técnica Alemana (GIZ) es gratificante colaborar interinstitucionalmente con los diferentes actores que trabajan por la eficiencia energética y las energías renovables en Paraguay y alentó a estos sectores a no bajar los brazos en la seguimiento de los proyectos que se llevan adelante.

 

Yerzhan Aisabayev, oficial de Programas del PNUMA, destacó en su presentación que es la primera vez que esta institución participa de un curso y un seminario sobre eficiencia energética en la región, por lo que se tomará como experiencia para otros países. Asimismo, felicitó a las autoridades involucradas en el sector energético por los esfuerzos realizados en la colaboración para el cumplimiento del Protocolo de Montreal.

 

El especialista Lothar Hoppe, consultor internacional del Centro Nacional de Tecnologías Limpias del Brasil, explicó los aspectos técnicos, económicos y ambientales de la eficiencia energética en el sector refrigeración y aire acondicionado. Dijo que actualmente la refrigeración es uno de los usos finales de poder de mercado significativo, especialmente para el sector industrial y de servicios. Como ejemplo, cito que en Brasil hay alrededor de 30 millones de equipos de refrigeración, con un consumo anual de 45 kwh/mes por unidad. Esto equivale al 7 por ciento del consumo de electricidad en su país, y en particular el 32 proviene del sector residencial.

 

También estuvieron presentes el director de Energía del MOPC, Juan Carmelo Insfrán; Gustavo Cazal, jefe del departamento de Energía Convencional del Vice Ministerio de Minas y Energía; y Rodrigo Mussi, Director de Planificación Estratégica de la SEAM. El evento se desarrolló como clausura del Curso de Eficiencia Energética en Sistemas de Refrigeración y Climatización, promovido por la Unidad de la Ozono de la SEAM como parte de los proyectos de eliminación de sustancias agotadoras del ozono.