Ciencia Rep. Dominicana , Barahona, Jueves, 10 de septiembre de 2009 a las 16:30

Inauguran estaciones experimentales en café y acuicultura en la región Enriquillo

En el proyecto participa la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID)

IDIAF/DICYT El Instituto Dominicano de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (IDIAF), la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), el Consejo Dominicano del Café (CODOCAFÉ) y la Secretaría de Estado de Agricultura (SEA), inauguró dos modernas estaciones experimentales para el estudio y capacitación en la producción eficiente y sostenible de café y de especies acuícolas en la región Enriquillo. La inversión realizada para estas obras es superior a los 53 millones de pesos aportados por la AECID. 

 

Las inauguraciones estuvieron encabezadas por Rafael Pérez Duvergé, Director Ejecutivo del IDIAF. Se contó con la presencia del Embajador de España en la República Dominicana, Diego Bermejo; del Secretario de Estado de Agricultura, Salvador Jiménez; de Fausto Burgos, Director Ejecutivo del CODOCAFE; Ángel Faxas, Director de la Direccion General de Ganadería y representantes de las principales autoridades e instituciones del sector agropecuario dominicano.

En Polo de Barahona, el IDIAF y el CODOCAFE inauguraron las instalaciones de la Estación Experimental de Agricultura de Montaña La Lanza, que tendrá como objetivo generar, validar y extender tecnologías para el manejo de cultivos en las áreas montañosas de la región Enriquillo, especialmente café y contarán con facilidades de laboratorios, salón de capacitación y multiusos, secaderos modelos, área de beneficiado, biodigestores, áreas de oficinas, antena de comunicación satelital y paneles solares para la dotación de energía eléctrica. Cuenta con unas 400 tareas para la realización de trabajos de campo.

En El Salado de Galván, provincia Bahoruco, el IDIAF inauguró la Estación Experimental Acuícola El Salado, que estará orientada a la promoción y fomento de la acuicultura en la región sur del país. Se conducirán estudios para generar, validar y adaptar tecnologías que incidan en mejorar la productividad, reducir los costos de producción y mejorar la calidad de los productos acuícolas, en sistemas de agua dulce.

 

Mejoras genéticas

Las áreas de investigación y validación de esta estación incluyen mejoramiento genético, calidad de agua, nutrición y protección animal. Las instalaciones contarán con facilidades de 26 estanques (12 de 1000 metros cuadrados para validación tecnológica, 10 de 500 metros cuadrados para investigación y 4 de 400 metros cuadrados para mantenimiento de reproductores), salón de capacitación y multiusos, estación meteorológica, área de procesamiento, área de oficinas, antena de comunicación satelital y paneles solares para la dotación de energía eléctrica.

Estas inauguraciones son parte de las acciones del Programa de Desarrollo Tecnológico Agropecuario del Sur (PROTESUR), que ejecuta el IDIAF con el apoyo de la AECID en la zona sur de la República Dominicana con el fin de contribuir con el bienestar de los pobladores de la región Enriquillo y, en especial, de los productores cafetaleros, ovinocultores, caprinocultores, apicultores y acuicultores. También, mediante el apoyo al fortalecimiento institucional del IDIAF, la construcción y rehabilitación de infraestructuras; así como en financiamiento para actividades de investigación, validación y transferencia tecnológica en la región suroeste del país.

La región Enriquillo

La región Enriquillo está compuesta por las provincias: Barahona, Independencia, Pedernales y Bahoruco. De acuerdo al Censo Nacional del año 2002, el 67 por ciento de la población vive en áreas urbanas. El 66% de la población se encuentra en condiciones de pobreza, 8% en pobreza extrema. Esta situación ha provocado que el 35% de la población haya emigrado, en los últimos 27 años, hacia las grandes urbes. El 23% del empleo de la región depende de actividades agrícolas, en forma directa. El índice de desarrollo tecnológico es bajo y prácticamente no existen infraestructura para revertir este hecho.

El cultivo de café es una actividad económica de importancia en la región Enriquillo, especialmente en las sierras de Neiba y Bahoruco con un área bajo producción de 586.424 tareas (36.882 hectáreas). La producción total estimada es de 145 mil quintales/año y 11.540 familias rurales tienen el café como su principal fuente de ingresos.

La producción de café es la actividad productiva más importante en la generación de empleos y en la conservación del medio ambiente. El café de esta región es reconocido y valorado en los mercados internacionales como Café Barahona.

Entre los problemas identificados en la zona en el cultivo de café se destacan los bajos ingresos provenientes del cultivo, los bajos precios pagados al productor, baja productividad por unidad de área. Adicionalmente, los productores disponen de escasa diversificación de sus ingresos y la zona se caracteriza por una marcada carencia de infraestructuras adecuadas de apoyo para la investigación y la capacitación de los productores.

El IDIAF y el CODOCAFE conducirán actividades orientadas al desarrollo de tecnologías y al aporte de informaciones. Se trabaja en crear un sello de la denominación de origen del café de la región Café Barahona, con el propósito de mejorar la valorización del producto. También, se busca identificar alternativas exitosas de diversificación para los productores y estudiar la cadena de mercado de los productos de la finca. Se fortalecerá la capacidad de investigación mediante el establecimiento de infraestructuras y la capacitación de investigadores. Se capacitarán técnicos cafetaleros y los productores líderes y, finalmente, se promoverá la difusión de informaciones y resultados de las investigaciones sobre el café en la región.

Acuicultura


La República Dominicana posee un gran potencial para el desarrollo de la acuicultura. Existen unas 15.000 hectáreas (238.500 tareas) disponibles para el cultivo de especies marinas en la isla. En la región sur del país existen tres grandes cuerpos de agua (Lago Enriquillo, Laguna de Cabral y Laguna Oviedo), los cuales se considera son explotados inadecuadamente desde el punto de vista acuícola. En Galván y Neiba se dispone de más de 90.000 tareas (5.600 hectáreas) no aprovechadas para la agricultura, por su condición de suelos salinos sódico. La acuicultura es una alternativa comprobada de producción en estas zonas con problemas de suelo. Adicionalmente, es una excelente fuente para mejorar los ingresos de las familias y mejorar el consumo de proteína animal, para contribuir a paliar los niveles de desnutrición de los habitantes de la zona.

Con el establecimiento de esta infraestructura se busca mejorar las capacidades de investigación y validación tecnológica en acuicultura, la capacitación de técnicos y productores líderes acuícolas, ofrecer asesoría y asistencia técnica a grupos asociados, incluyendo ubicación, construcción y manejo de explotaciones acuícolas.

Adicionalmente, contribuir con la producción y suministro de alevines mejorados de diferentes especies acuícolas de agua dulce, entre ellos: tilapia nilótica, aurea y roja; tilapia “supermacho”; pacu y pangasius; apoyar técnicamente el desarrollo de planes para el fomento de la producción acuícola; elaborar estudios diagnósticos sobre calidad de agua y plancton; producción de plancton y, finalmente, gestionar servicios de laboratorio para análisis de calidad de agua, diagnóstico sanitario de peces y crustáceos, análisis bromatológico de dietas, etc.