Ciencia España , Valladolid, Martes, 15 de septiembre de 2015 a las 17:37

La AECC de Valladolid financiará la investigación de una nueva diana terapéutica para el cáncer de pulmón

Estudios previos sugieren que la vía de activación del mediador inflamatorio IL-11 puede ser relevante en la formación y progresión del adenocarcinoma de pulmón

CGP/DICYT La Junta Provincial de la AECC (Asociación Española Contra el Cáncer) en Valladolid ha financiado una de las Ayudas que se entregarán en el Acto Institucional por valor de 135.000 concedida a Irene Ferrer Sánchez, que desarrollará su proyecto en el Instituto de Investigación Hospital Doce de Octubre. Ferrer es Investigadora postdoctoral Sara Borrell en el Instituto de Investigación Biomédica de Sevilla (IBIS) y actualmente de estancia en el Institut de Recherche de Cancérologie de Montpellier, Francia.


La financiación de este proyecto ha sido gracias a las aportaciones donaciones y socios de la AECC en Valladolid así como los ingresos que se recaudarán en la IV Marcha Valladolid Contra el Cáncer que se celebrará el próximo 25 de octubre, según la información de la AECC recogida por DiCYT.


El proyecto de investigación que va a desarrollar la investigadora trata sobre cáncer de pulmón, bajo el título Validación de una nueva posible diana terapéutica (IL-11/IL-11RA) para el Adenocarcinoma de pulmón.


Según el Instituto Nacional de Cáncer, basándose en datos entre 2008 y 2012, el número de nuevos casos de cáncer de pulmón y de muertes por cáncer de pulmón al año son respectivamente de 58’7 y 47’2 por cada 100.000 hombres y mujeres. A nivel mundial, el cáncer de pulmón es el segundo cáncer más frecuente y el responsable de mayor número de muertes en los países desarrollados, comprendiendo el 17 por ciento de los nuevos casos de cáncer y el 23 por ciento de las muertes por cáncer (1’4 millones de muertes al año). En esta misma línea, el porcentaje de supervivencia a los 5 años es de tan sólo 17’4 por ciento.


El cáncer de pulmón, estrechamente asociado al consumo de tabaco, es la causa más frecuente de muerte por cáncer. El tabaco es el principal factor de riesgo en el desarrollo del cáncer de pulmón, está asociado con más del 80 por ciento de los casos. La elevada mortalidad del cáncer de pulmón se debe al diagnóstico tardío (sólo entre el 15-20 por ciento de los pacientes se diagnostican cuando aún son operables) y a la escasa eficacia terapéutica de los tratamientos sistémicos actualmente disponibles.


Por ello, es preciso mejorar las alternativas de tratamiento de los pacientes de cáncer de pulmón, por tanto, cualquier avance en el conocimiento de terapias más efectivas supondrá un gran beneficio para los pacientes con cáncer de pulmón.


Los avances científicos recientes han permitido mejorar el conocimiento de la biología del cáncer. En este sentido, la inflamación parece tener un papel relevante en la génesis y progresión de los tumores. En concreto, en el cáncer de pulmón, se ha demostrado que el humo del tabaco induce una reacción inflamatoria potente que favorece la tumorigénesis.


En el grupo de la doctora Ferrer, se han realizado estudios previos que sugieren que la vía de activación del mediador inflamatorio interleukina 11 (IL-11) pudiera ser relevante en la formación y progresión del adenocarcinoma de pulmón, el subtipo de cáncer de pulmón más frecuente.