Cultura España , Valladolid, Lunes, 09 de octubre de 2017 a las 13:38

La Facultad de Ciencias de la UVa organiza la conferencia y presentación del libro sobre Marie Curie

Será ofrecida por las autoras Belén Yuste y Sonnia L. Rivas-Caballero, comisarias además de la exposición que se puede ver hasta el 20 de octubre en el centro

UVA/DICYT La Facultad de Ciencias ha organizado mañana martes, 10 de octubre, a las 18 horas, en el Aula Magna de la Facultad de Ciencias (Aulario del Campus Miguel Delibes) la conferencia-presentación 'María Sklodowska-Curie, ella misma', a cargo de sus autoras Belén Yuste y Sonnia L.Rivas-Caballero. El libro es un recorrido por su vida y su obra con lecturas dramatizadas de sus propios textos.

 

Esta presentación se enmarca en la exposición 'Homenaje español a Maria Sklodowska-Curie', comisariada por las autoras de la obra, que se puede ver hasta el 20 de octubre en el hall del centro. Se trata de la primera actividad que inicia la celebración del 75 aniversario de la primera promoción de la Facultad de Ciencias (licenciatura en Ciencias Químicas).

 

La muestra ha sido organizada por Rocaviva Eventos con la colaboración del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y las embajadas de Francia y Polonia, comisariada por Belén Yuste y Sonnia L. Rivas-Caballero, con el fin de difundir la vida y la obra de María Sklodowska-Curie (1867-1934).

 

La exposición consta de un roll-up introductor y veinte paneles verticales, de 100 por 170 centímetros que se colocan en suspensión. Se divide en cinco secciones: las tres primeras recorren la vida de la ilustre científica polaco-francesa, la cuarta muestra su vinculación con España a través de los tres viajes que realizó a nuestro país y, la quinta, está dedicada a sus descendientes.

 

 

María Sklodowska-Curie fue pionera en alcanzar muchas metas: doctorarse en Ciencias Físicas en la Sorbona, ser titular de una cátedra universitaria, recibir el Premio Nobel de Física en 1903 y el de Química en 1911 -siendo la primera mujer galardonada y la primera persona que lo obtuvo en dos ocasiones-, ingresar en una academia, ser doctora honoris causa por un sin fin de universidades y un largo etcétera de primeras veces que culminaron el 20 de abril de 1995, cuando sus restos mortales fueron solemnemente inhumados en el Panteón de Hombres Ilustres de Francia siendo la primera mujer y la primera persona extranjera que ha recibido tal honor.

 

A lo largo de veinte paneles se desvela su entrega a la investigación, su constante y laborioso trabajo de laboratorio, así como su faceta humana y solidaria. Destaca su encomiable y desconocida labor durante la Primera Guerra Mundial, conduciendo los famosos coches Curie con los que radiografió a miles de soldados, facilitando la extracción de los proyectiles, lo que evitó traumáticas amputaciones y salvó innumerables vidas.

 

Su gran aportación a la ciencia, con el descubrimiento de dos nuevos elementos químicos –polonio y radio- y el desarrollo de la radiactividad, es la punta del iceberg de un personaje de gran calado humano que hizo del profundo significado de la palabra servicio el eje de su vida