Ciencia Panamá , Panamá, Jueves, 03 de octubre de 2013 a las 13:55

¿Más diversidad aumenta el carbono forestal?

Investigadores del STRI señalan que, en algunos casos, una mayor diversidad en realidad disminuye la productividad y las reservas de carbono

STRI/DICYT Una teoría de la ecología es que una mayor diversidad de árboles es igual a mayores reservas forestales de carbono. Intuitivamente esto tiene sentido. Las especies hallan nichos para explotar mejor los recursos, defenderse contra los depredadores y reducir la competencia con otras especies. En un bosque muy diverso el "nicho de complementariedad" conduce a un crecimiento general de árboles más fuertes - y por lo tanto la producción de biomasa y almacenamiento de carbono. Un bosque repleto de congéneres amontonados no crece tan bien. La investigación apoya la idea: en parcelas de 0.04 hectáreas (400 metros cuadrados), la duplicación de las especies de árboles aumenta la productividad y los depósitos de carbono en un 50 por ciento según un reciente estudio realizado por científicos del Smithsonian.

 

Hasta aquí, todo bien. La biodiversidad es importante para carbono a escala de bosque. Pero, ¿la teoría mantiene el carbono en parcelas mayores? Sorprendentemente, no lo hace. En escalas de 0.25 hectáreas y 1 hectárea, el estudio encontró que la mayor riqueza de especies de árbol no conduce a un aumento de la productividad (crecimiento de los árboles) o reservas forestales de carbono. En algunos casos, una mayor diversidad en realidad disminuye la productividad y las reservas de carbono. Los hallazgos fueron publicados en Journal of Ecology por un gran equipo de científicos liderado por Ryan Chisholm y Helene Muller–Landau del Smithsonian en Panamá.

 

"Estudios recientes han sugerido que los efectos de la pérdida de biodiversidad en la capacidad de los ecosistemas para funcionar y prestar servicios serán comparables a los de otros elementos fundamentals del cambio global", escriben los editores de la revista Journal of Ecology, quienes escogieron la publicación como Selección del Editor en agosto. "El trabajo de Chisholm y sus co-autores apunta a un escenario más complejo".

 

Chisholm y colaboradores recopilaron los datos de los Observatorios Globales de Bosques de la Tierra del Smithsonian (ForestGEO), una red de parcelas de dinámica forestal con sitios en 21 países. Los protocolos estandarizados que la red utiliza eliminaron la necesidad de corregir las diferencias metodológicas que afectan a muchos estudios sobre este tema, señalaron los autores. El estudio es el más completo de su clase sobre la investigación de los bosques a través de los sitios.

 

"Las diversas relaciones negativas observadas entre la riqueza de especies y la biomasa en el 0.25 ha hectáreas y 1 ha hectáreas de granos espaciales tipo de medida fueron inesperadas", escribieron los autores, quienes sugieren que las variables ambientales explican los hallazgos. "A pesar de los efectos positivos a pequeña escala de la riqueza de especies en la biomasa y la productividad de los bosques, aún son de interés ecológico, uno claramente no puede generalizar fácilmente a estos efectos los granos espaciales más grandes o de las escalas pertinentes a la conservación y la silvicultura."