Ciencia Rep. Dominicana , República Dominicana, Viernes, 10 de diciembre de 2010 a las 15:58

Un investigador mexicano colabora en un proyecto de ingeniería genética con el Idiaf

El investigador Luis Jorge Saucedo Arias ha visitado las instalaciones

IDIAF/DICYT El investigador Luis Jorge Saucedo Arias del Laboratorio de Frutos Tropicales y Salud Humana del Departamento de Ingeniería Genética del Instituto Técnico Nacional, localizado en Irapuato, México y perteneciente al Centro de investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (Cinvestav) visitó el Instituto Dominicano de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (Idiaf).

 

Saucedo colaborar con investigadores dominicanos del Idiaf en el aislamiento del ADN genómico de plátano putativamente transformado para la verificación de la presencia de los genes integrados para conferir resistencia a la enfermedad de las musáceas Sigatoka negra.

 

La visita del investigador forma parte del proyecto Evaluación de la capacidad antifúngica de las líneas transgénicas regeneradas de los cultivares criollos macho x hembra verde y morado (AAB) bajo condiciones de confinamiento, que ejecuta el Idiaf con el apoyo del Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (MESCyT).

 

Los genes integrados de quitinasa y glucanasa y el J1 de ají (Capsicum annuum). El J1 son defensivas para lograr una resistencia duradera, se realizará análisis por PCR y Southern Blot.

 

Explicando el mecanismo de defensa de las plantas, Máximo Halpay, investigador del Idiaf0 indicó que las plantas desarrollan un complejo mecanismo coordinado de defensa frente al ataque de patógenos. Este mecanismo incluye, a nivel de la célula atacada por el patógeno, la producción de especies reactivas de oxígeno, la acumulación de ácido salicílico y ácido benzoico, la fortificación de la pared celular, un aumento de la actividad lipoxigenasa, la producción de compuestos antimicrobianos (fitoalexinas) y de proteínas relacionadas con la patogénesis: las proteínas PR ('pathogenesis related proteins', en inglés).

 

En la agricultura moderna, el control de las enfermedades producidas por hongos se ha basado, en parte, en el empleo de cultivares resistentes a razas específicas de hongos.

 

La estrategia de expresar genes de resistencia a patógenos en los cultivares de aceptación comercial ha resultado muy efectiva y deseable. Anteriormente, en casos experimentales, se lograron altos niveles de resistencia a patógenos bacterianos y fúngicos expresando los genes de resistencia r, pto y xa21 en tomate y arroz, respectivamente. Sin embargo, la resistencia conferida por estos genes es específica para patógenos particulares y en algunos casos, para un limitado grupo de patovares.