Ciencia España , Valladolid, Lunes, 22 de octubre de 2007 a las 19:08

La Diputación de Valladolid trabajará para reducir los niveles de arsénico en el agua

Investigadores de la Escuela Técnica Superior de Ingenierías Agrarias de Palencia han detectado la presencia de este elemento en hortalizas

CAG/DICYT El presidente de la Diputación de Valladolid Ramiro Ruiz Medrano se ha reunido esta mañana con la consejera de Medio Ambiente Maria Jesús Ruiz para tratar entre otras actuaciones la mejora de la calidad del agua de la provincia vallisoletana, que se encuentra en los límites establecidos por el barómetro de la Unión Europea en lo referido al contenido en arsénico. De esta manera el presidente de la Diputación de Valladolid ha certificado la potabilidad del agua de la provincia así como la intención de la institución en trabajar por mejorar la calidad de la misma.

 

En este sentido durante la reunión también se ha acordado continuar con el plan de mejora de abastecimiento de agua a los municipios, invirtiendo más de 25 millones de euros en el avance de este servicio en la zona sur de la provincia vallisoletana consejera se ha comprometido a prestar maquinaria para limpiar el alcantarillado de la provincia y mejorar el sistema de puntos limpios móviles.

 

Presente en cultivos

 

Hasta la fecha se han realizado varios estudios sobre la presencia de arsénico en las aguas de la provincia de Valladolid entre los que destacan los coordinados por Elena Charro, profesora de Edafología y Química Agrícola de la Escuela Técnica Superior de Ingenierías Agrarias de Palencia que se han centrado en analizar las aguas utilizadas en el riego de los cultivos de la provincia, según ha desatacado a DICYT la investigadora.

Los análisis se han realizado en suelos agrícolas y también en los cultivos existentes en ciertas zonas de Valladolid y Segovia, que se riegan con agua contaminada en por arsénico y los resultados han determinado que "los niveles de este elemento químico presentes en los suelos son los mínimos", mientras que en el caso de las plantas, como la patata, la zanahoria o el ajo “sí se acumulan ciertas cantidades".

Consumo de arsénico

El consumo habitual y continuado de aguas con elevado contenido en arsénico incrementa el número de casos de cáncer en la población, y por ello, se han establecido límites para su contenido en las aguas potables. En España, desde que se establecieron los nuevos límites de concentración, muchas aguas de abastecimiento han sido declaradas no potables. Estos límites, marcados por el Real Decreto RD 140/2003 de 1 de enero de 2004, imponen que las aguas de consumo humano deberán tener concentraciones de arsénico por debajo de 10 microgramos por litro.


Además, en la reunión también se ha acordado continuar con el plan de mejora de abastecimiento de agua a los municipios, invirtiendo más de 25 millones de euros en el avance de este servicio en la zona sur de la provincia vallisoletana consejera se ha comprometido a prestar maquinaria para limpiar el alcantarillado de la provincia y mejorar el sistema de puntos limpios móviles.