Ciencia Uruguay , Uruguay, Miércoles, 02 de noviembre de 2016 a las 08:37

Países de las Américas aprovechan los beneficios de la salud electrónica, pero persisten desafíos

El informe La eSalud en la Región de las Américas: derribando las barreras a la implementación reúne los resultados de la Tercera Encuesta Global de eSalud de la OMS realizada en las Américas, que contestaron 19 de 38 países de la región

PAHO/DICYT Una nueva encuesta de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) muestra que varios países de las Américas están aprovechando las tecnologías de la información y de la comunicación para la salud (la salud electrónica o eSalud), pero aún queda mucho por hacer para expandir su uso y alcanzar su máximo potencial.

 

“Durante los últimos años, la eSalud se ha desarrollado de forma intensa y su uso está modificando profundamente la atención en salud,” señaló Francisco Becerra, subdirector de la OPS/OMS. Sin embargo, indicó, “podemos aprovechar aún más el abanico de oportunidades que nos presentan estas tecnologías para cerrar brechas de atención, mejorar la salud y salvar vidas”.

 

La eSalud en la Región de las Américas: derribando las barreras a la implementación reúne los resultados de la Tercera Encuesta Global de eSalud de la OMS realizada en las AméricasEl informe La eSalud en la Región de las Américas: derribando las barreras a la implementación reúne los resultados de la Tercera Encuesta Global de eSalud de la OMS realizada en las Américas, que contestaron 19 de 38 países de la región. Los temas consultados fueron ocho y van desde los registros electrónicos, la telesalud o la salud por dispositivos móviles (mSalud), hasta la capacitación del personal sanitario a través del aprendizaje virtual, los marcos legales para la eSalud, el uso de las redes sociales, y de los datos a gran escala (o Big Data).

 

El reporte examinó la situación de la eSalud y el papel vital que desempeña en la promoción de la cobertura sanitaria universal, una meta acordada por los Estados miembros de la OPS para que todas las personas tengan acceso a los servicios de salud que necesiten, con calidad, y sin riesgo de que esto les lleve a caer en la pobreza.

 

Según los resultados de la encuesta, el eLearning para la formación en salud de los profesionales actuales y futuros es utilizado en el 95% y en el 90% de los países encuestados respectivamente. El 90% dijo utilizar la telerradiología, el 74%, las redes sociales en salud; el 58%, la monitorización de pacientes a distancia, y el 58%, la salud móvil. El 84% de los países de la muestra señaló contar con estrategias de sistemas nacionales de información en salud (SIS).

 

Los sistemas nacionales de registros digitales en salud (RES) se utilizan en más de la mitad de los países que respondieron a la encuesta (53%). Sin embargo, otras prácticas como la telepatología (42%), la telesalud (37%) o los usos del Big Data en salud (32%) presentan porcentajes inferiores de implementación.

 

“El gran desafío es garantizar la sostenibilidad y continuidad de este tipo de iniciativas -cuyos beneficios empiezan a apreciarse entre 10 y 15 años después de iniciadas, y para ello, es fundamental favorecer el desarrollo de evidencia científica para concienciar a los tomadores de decisiones sobre la importancia de invertir en la eSalud”, indicó David Novillo-Ortiz, coordinador del Programa Regional de eSalud de la OPS/OMS.

 

Para hacer frente a esta disparidad en el uso de las prácticas de eSalud entre los países de la región, el informe de la OPS recomienda mayor apoyo institucional para la creación de políticas o estrategias nacionales de eSalud, ya que solo el 61% de los países de la muestra disponen de una política o estrategia nacional en este ámbito, porcentaje inferior al 78% de los países de la región que señalan disponer de una política o estrategia nacional para una cobertura universal de salud.

 

El reporte también llama a fortalecer la cobertura legal para apoyar los registros electrónicos en salud, ya que actualmente solo 26% de los países de la muestra disponen de legislación específica sobre esto. La situación se repite para las prácticas de salud móvil donde un 74% de los encuestados no disponen de ninguna entidad que supervise la normativa de mSalud para asegurar su calidad, seguridad y fiabilidad.

 

El 73,7% de los Estados Miembros informaron que los individuos y las comunidades están utilizando los medios sociales para aprender acerca de los problemas de salud.

 

Por otro lado, el informe insta a establecer una política o estrategia nacional sobre los usos de las redes sociales en las profesiones de la salud y a regular el uso del Big Data en salud, algo que actualmente hacen solamente el 21% y el 11% de los países de la muestra respectivamente.

 

Los países que respondieron al sondeo son Argentina, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, Jamaica, México, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Trinidad y Tabago, y Uruguay.

 

El informe muestra los progresos alcanzados por países de la región en el marco de la Estrategia y Plan de acción de eSalud de la OPS, y fue presentado a fines de septiembre pasado durante el 55º Consejo Directivo de la OPS/OMS.