Ciencia Rep. Dominicana , Santo Domingo, Miércoles, 02 de noviembre de 2011 a las 10:59

Promueven acciones contra el Huanglongbing, una enfermedad que afecta a las plantaciones de cítricos

Es una de las patologías más serias que sufren estas frutas y merma seriamente la productividad de las explotaciones

IDIAF/DICYT El Instituto Dominicano de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (IDIAF) y el Ministerio de Agricultura, con la colaboración de la República China (Taiwán), iniciarán un proyecto que busca ofrecer alternativas a los productores de cítricos de la República Dominicana para el manejo de la enfermedad Huanglongbing (HLB), que actualmente afecta las principales plantaciones del país. El Huanglongbing es una de las enfermedades más serias que ataca a los cítricos, debido a la reducción drástica de la productividad en las plantas una vez son afectadas. Es causada por la bacteria Candidatus Liberibacter spp, la cual vive en el interior de los tejidos de las plantas y no se ha podido cultivar en medios artificiales de cultivo, lo que ha dificultado su caracterización. Esta bacteria se propaga gracias a insectos picadores-chupadores que viven en los cítricos, como el ‘Psílido asiático de los cítricos’ (Diaphorina citri), así como con material vegetal contaminado usado para producir plantas injertas.

 

Con la colaboración taiwanesa, el IDIAF y Agricultura ejecutarán un proyecto para la producción de material de propagación certificado de cítricos. Con este se espera mejorar la productividad y sostenibilidad de la industria citrícola de la República Dominicana, a través de la producción de yemas de calidad para un manejo eficiente de la enfermedad. El presupuesto para este programa, durante los próximos tres años, será de 24.298.700 pesos.

Isaac Tsai, embajador de la República China (Taiwán) en la República Dominicana, entregó un cheque por valor de 12.120.115 pesos al Ministro de Agricultura, ingeniero Salvador Jiménez, para iniciar los trabajos del proyecto. La colaboración incluye la asistencia técnica de dos especialistas de Taiwán, expertos en Huanglongbing.

 

Creación de una plataforma básica

El proyecto contempla la creación de una plataforma básica que permitirá el establecimiento de un programa de certificación de yemas de cítricos que supla las necesidades de viveristas y productores nacionales del cultivo. Se establecerán las infraestructuras adecuadas de producción y evaluación sanitaria para la producción de yemas certificadas de cítricos, con el objetivo de disponer de material de propagación certificado para la industria, los productores y los viveristas del país.

Adicionalmente, con fondos del proyecto, se entrenarán y capacitarán técnicos, productores y viveristas en las tecnologías de producción de material certificado, así como en las técnicas de diagnóstico que garanticen la calidad y sanidad del material de propagación. Se establecerá y mantendrá un banco de germoplasma bajo ambiente protegido de las principales especies y variedades de cítricos de mayor interés para la industria citrícola dominicana.

La industria citrícola representa uno de los grandes pilares de la agricultura dominicana, no solo por la superficie que ocupa y los empleos que genera, sino también por su impacto medio ambiental. En el país, el subsector citrícola tiene un significativo impacto económico, social y político. Se estima que el área citrícola nacional es de aproximadamente 30.000 hectáreas destinadas a la producción comercial de naranjas, mandarinas, toronjas y limones persas que generan más de 25.000 empleos directos e indirectos, donde unos 3.500 productores cosechan unas 450.000 toneladas. El valor de la producción se estima en aproximadamente 1.520 millones de dólares anuales y la industria beneficia a más de 125.000 personas.

Esta industria ha sido severamente afectada por enfermedades, que se cree han sido introducidas de forma irregular y que son transmitidas por injertos. Un buen ejemplo es el Virus de la tristeza de los cítricos (CTV), cuyos daños no han sido cuantificados en términos económicos, pero se conocen sus efectos en toda la geografía nacional. A ésta se ha agregado recientemente el HLB de los cítricos, la cual es la enfermedad más devastadora en el mundo. Existen tres variantes de la bacteria que ocasiona el HLB, conocidas como Candidatus Liberibacter asiaticus, Ca. L. africanus y Ca. L. americanus . Varias especies de plantas hospederas, incluyendo las Rutáceas, y un insecto vector (Diaphorina citri) intervienen en la dinámica de transmisión de la enfermedad, lo que dificulta considerablemente su manejo.

En el país se han obtenido avances significativos, tanto en términos de diagnóstico del HLB como también en la educación de los miembros de la cadena productiva. Una de las acciones que mejores resultados ha dado para el manejo de la enfermedad es un diagnóstico a tiempo, que permite integrar acciones de erradicación de plantas enfermas y resiembra de material sano.

 

Método de diagnóstico


En ese sentido, el IDIAF cuenta con un moderno laboratorio de diagnóstico para el HLB. En adición a esto, se ejecutan acciones de eliminación de plantas enfermas, a través del Comité Nacional para el Manejo Integrado del HLB, con la participación directa del Departamento de Sanidad Vegetal del Ministerio de Agricultura. De igual manera, los productores privados, de forma particular, eliminan las plantas infectadas en sus fincas. Sin embargo, a pesar de la eliminación masiva de plantas, no se cuenta en el país con un sistema de producción de plantas certificadas que garantice la reposición de las plantas eliminadas con material sano.

La República Dominicana tiene condiciones geográficas y de superficie que difícilmente eviten, de forma natural, el movimiento de la enfermedad de un lugar a otro. Esto implica que la enfermedad seguirá distribuyéndose y, por tanto, la eliminación de plantas deberá ser mayor. Por lo tanto, la producción de plantas de calidad es indispensable en pos de mantener la industria citrícola nacional.

Según los más recientes resultados de diagnóstico del HLB en los laboratorios de Protección Vegetal del Centro de Tecnologías Agrícolas (CENTA) del IDIAF, la enfermedad se encuentra ampliamente distribuida en por lo menos 12 provincias del país. En adición a estos resultados, que muestran una amplia distribución, se han erradicado más de 40.000 árboles de cítricos en una acción combinada entre el Comité Nacional para el Manejo Integrado del HLB, el Departamento de Sanidad Vegetal del Ministerio de Agricultura y los productores privados.

No existen métodos curativos, pero el manejo integrado del HLB, apoyado por la integración de todos los actores del subsector citrícola, es la única solución para contener su expansión y preservar la citricultura nacional. Se trata de una enfermedad de categoría cuarentenaria A2, por su capacidad destructiva, que no respeta región, propietario, ni el tamaño de la propiedad.

El IDIAF realizó el primer reporte de la enfermedad HLB en la República Dominicana, en el año 2008, lo que ha permitido y facilitado la toma de decisiones respecto al manejo de la enfermedad. La enfermedad fue confirmada a través de estudios moleculares utilizando la técnica de PCR (reacción en cadena de la polimerasa), un método de análisis genético que permite multiplicar las secuencias de ADN para estudiarlas y amplificar un fragmento específico del ADN diana, el gen ADNr 16S.