Ciencia España , Palencia, Lunes, 15 de octubre de 2007 a las 13:24

Una tesis analiza nuevos sensores que controlen el desarrollo del vino

Se trata de instrumental que no se había utilizado hasta ahora en el sector industrial

Carlos Martín/DICYT Un grupo de investigadores del Departamento de Ingeniería Agrícola y Forestal de la Universidad de Valladolid ubicado en el campus universitario palentino, y coordinado por el profesor Luis Miguel Cárcel trabaja en colaboración un grupo de con investigadores del área de Tecnología Electrónica de la Universidad de Oviedo liderado por el investigador Miguel Ángel Pérez, en el análisis, estudio, diseño y fabricación de nuevos sensores que permitan conocer detalladamente los parámetros decisivos en la elaboración del vino, durante su proceso de maduración.

 

El objetivo es lograr un instrumento para la medida en línea de los parámetros decisivos que se ven afectados durante el proceso de vinificación, diseñando además aplicaciones modulares para la monitorización y control del mismo a escala industrial en las bodegas. El control exacto de los procesos propios de la vinificación es un aspecto de gran interés para el sector enológico, ya que permite conseguir vinos de gran calidad. Actualmente la correcta finalización de gran parte de estos procesos depende directamente del buen hacer y de la habilidad del enólogo.

 

Dicho proyecto se encuentra englobado en dos tesis doctorales que persiguen la incorporación de sistemas avanzados de supervisión en línea y de control en la elaboración de estos productos. Este es un aspecto, según explican los investigadores, que debe entenderse como una ayuda para facilitar la toma de decisiones con el conocimiento exhaustivo y en tiempo real de todas las variables de estado en que se encuentra el producto. El sistema de control, basado en el conocimiento de enólogos expertos que forman parte del equipo investigador, se implementará en un sistema informático de interface o SCADA para el control distribuido de los procesos enológicos, que soporte estrategias de control inteligente, empleando diferentes configuraciones, especialmente las conocidas como configuraciones de inteligencia concentrada (PC) y distribuida (módulos lógicos programables).

 

Con el desarrollo de esta investigación, financiada por el Ministerio de Educación y Ciencia a través del Plan Nacional de I+D+i, se pretende optimizar los procesos de maceración, fermentación, desfangado y clarificación propios de la vinificación, así como las fases correspondientes a la extracción de color y compuestos aromáticos que definirán el producto final. Para ello, se está haciendo uso de nuevos sensores creados y testados en el proyecto, aunque también se están optimizando y comparando con sensores ya existentes en el mercado: sensores con capacidad para la cuantificación de levaduras, es decir, capaces de conocer la cantidad exacta en cada momento; de realizar espectrofotometría en línea para la detección de color y de constituyentes inorgánicos presentes en los caldos, a los que se suman también los sensores de fibra óptica utilizados en la medida decaracterísticas como la turbidez, y aquellos basados en el principio del oscilador flexible que se usan en la medida de la densidad.

 

“Estos sistemas de medida no han sido todavía empleados en el ámbito de la Enología, ni a escala de investigación ni, por supuesto, a escala industrial” describe el investigador principal, quien añade que, “los nuevos sensores que queremos desarrollar en el proyecto emplearán diferentes técnicas, por un lado, uno empleará la técnica de medida sobre capacidades que permite obtener un valor de permitividad eléctrica directamente relacionado con la cantidad de levaduras presentes en los caldos; y otro, utilizará la medida de turbidez mediante fibra óptica, de gran flexibilidad y capaz de reducir las interferencias del color del líquido”, explica.

 

Los sensores se completarán con la elaboración de los correspondientes circuitos de medida, capaces de detectar, con la mínima latencia, datos de salida válidos a partir de las medidas realizadas por el sensor y de proporcionarlos en las condiciones más adecuadas para el sistema de supervisión y control.

 

Como resultado final, los investigadores enfocan sus esfuerzos a culminar el diseño y construcción de un prototipo industrial del sistema que permitirá la adaptación de estas nuevas técnicas a los depósitos existentes en las bodegas comerciales.