Ciencia El Salvador , El Salvador, Jueves, 08 de enero de 2015 a las 16:20

Investigan las causas del aumento de casos de enfermedad renal crónica de origen desconocido

Esta patología caracterizada por la pérdida progresiva de funciones renales es epidémica en el país centroamericano

Cristina G. Pedraz/DICYT La enfermedad renal crónica (ERC) se caracteriza por la pérdida progresiva de funciones renales, de manera que los riñones disminuyen su capacidad de eliminar productos de desecho de la sangre y evacuarlos a través de la orina. Esta patología no suele presentar signos ni síntomas hasta que se encuentra en fases avanzadas, lo que implica un segundo riesgo: el desarrollo de complicaciones cardiovasculares. Diversos estudios han demostrado que la ERC aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares, de forma que la detección precoz y la asunción de un estilo de vida saludable se tornan en elementos clave.


Las causas principales de esta dolencia son la diabetes mellitus, la hipertensión arterial crónica y la arterioesclerosis. También el consumo excesivo de algunos medicamentos, como por ejemplo los antiinflamatorios, puede provocar daños renales. Asimismo, con el paso de los años se produce una pérdida paulatina de la función renal, por lo que es conveniente controlar clínicamente dicho deterioro.


Sin embargo, en los últimos años se está produciendo un fenómeno que preocupa a la comunidad científica en países como El Salvador. La ERC de etiología desconocida (casos que no tienen que ver con factores de riesgo como la diabetes o la hipertensión) se está produciendo cada vez más en diversas áreas geográficas del mundo. En El Salvador se ha convertido en una epidemia y se diagnostica cada vez con mayor frecuencia en varones jóvenes agricultores sanos.


Investigadores de la Universidad de Arizona (EEUU), la Universidad de Ohio (EEUU) y el Ministerio de Salud de El Salvador estudian por qué se está produciendo tantos casos de ERC de origen desconocido en el país centroamericano. En concreto, han evaluado en un artículo publicado en la revista MEDICC Review la relación geográfica existente entre la ERC no especificada y la insuficiencia renal crónica no diabética en los ingresos hospitalarios del país, con la proximidad de los cultivos y la temperatura ambiente.


Como explica el equipo científico, las causas sospechadas “incluyen el uso de agroquímicos, el estrés físico por el calor y la exposición a metales pesados”. En total, se han estudiado 16.384 pacientes hospitalizados entre 2005 y 2010 con ERC no especificada y 8.342 con insuficiencia renal crónica no diabética ingresados entre 2006 y 2010 en el país. Estos datos se compararon con variables ambientales, la superficie cultivada por tipos de cultivo (como indicador del uso de agroquímicos) y las temperaturas ambientales altas.


Los resultados ponen de manifiesto que las altas temperaturas no parecen fuertemente relacionadas con la ERC de etiología desconocida, mientras que la proximidad a la agricultura a la que se aplican agroquímicos, especialmente en el cultivo de la caña de azúcar, puede estar asociada. No obstante, aclaran los investigadores “se necesitan más estudios para cuantificar y evaluar la presencia de agroquímicos en zonas específicas”.

 

 

 

Referencia bibliográfica:
VanDervort, D. R., López, D. L., Orantes, C. M., y Rodríguez, D. S. (2014). “Spatial Distribution of Unspecified Chronic Kidney Disease in El Salvador by Crop Area Cultivated and Ambient Temperature”. MEDICC Review, 16(2), 31-38.